Humedad accidental

Como la propia palabra dice, estas humedades son las provocadas por accidente. Lo más común es por la rotura de tuberías o conductos de agua ya sea por mala construcción del mismo, mala praxis o corrosión de los materiales usados.

Solucionar la humedad accidental

¿Cómo identificar la humedad accidental?

Los síntomas detectables de este tipo de humedad no cambian con respecto a los otros tipos de humedad. Pueden aparecer las ya conocidas goteras, afectando a las paredes o techos de nuestra vivienda y aumentando la humedad de la habitación, la aparición de grietas o fisuras, pintura desconchada, manchas, moho y aparición de sales.

¿Cómo evitar la humedad accidental?

Lo mejor para evitar este tipo de humedades accidentales, como en el resto, se ha de tener en cuenta desde el primer momento de construcción, ya que el uso de buenos materiales, buenos aislantes y una construcción correcta evitará la apariencia de accidentes. Pero, por desgracia, no solo es algo que nos corresponda a nosotros, ya que muchos de estos accidentes provienen de terceros, ya sean personas físicas o efectos climatológicos.

¿Cómo solucionar la humedad accidental?

Lo primero en este tipo de humedades es localizar el punto de escape del agua que nos provoca la humedad y ponerle solución, una vez el accidente esté resuelto la humedad dejará de aparecer, pero las consecuencias del accidente seguirán ahí y aquí vamos a ver posibles soluciones.

Lo primero, como en todas las humedades, es favorecer la ventilación de la habitación afectada, abriendo puertas y ventanas, esto hará que el aire y la luz solar circule mejor por la habitación evitando el aumento de la humedad. En espacios pequeños o espacios sin ventanas podemos usar algún extractor o deshumidificador que nos ayude en este caso.

Para los daños estéticos como manchas o desconchones en la pared, siempre hay que retirar los desconchones provocados para volver a pintar la zona, se recomienda el uso de una lija gruesa para eliminar la capa afectada correctamente y posteriormente aplicar una pintura antihumedad y una vez seca volver a pintar con la pintura deseada.

Es normal que estas humedades vengan acompañadas de un mal olor en la habitación afectada o la aparición de bichos de la humedad (cochinilla de la humedad o pececillo de plata así como moscas de la humedad)

Tipos de humedades accidentales

Existen dos tipos de humedades accidentales importantes que suceden como consecuencia de la mala ejecución de la construcción o por un descuido del mantenimiento de las viviendas, estas tipologías de humedades son:

Humedades de obra

La humedad de las obras es aquella que se produce en plena construcción de una edificación y es algo que sucede comunmente debido al propio clima ya que las construcciones generalmente se realizan al aire libre y están expuestas al clima totalmente.

Los daños ocasionados por la humedad en las obras va depender en gran medida por el clima si este es frio, tropical o árido, siendo el clima que más puede afectar a la construcción de aquellas obras que se están construyendo en un clima tropical.

Esto es debido a que algunos materiales pueden tardar bastante tiempo en secar y ponerse rígidos por completamente , si estos materiales absorben una cantidad de humedad que no se seca en el tiempo debido o la humedad relativa normal no deja de secar normalmente el material pueden llegar a dañar el promio material o los materiales añadidos sobre la zona.

Se recomienda usar productos prefabricados que contienen materiales impermeables en su composición como por ejemplo la pasta acrílica que no permitirá que el agua se adentre en los poros evitando de esta manera que se concentre la humedad.