Humedad por condensación

La humedad por condensación es la humedad más común que podemos encontrar en casa. Este tipo de humedad se da por la condensación del aire caliente húmedo en las paredes frías, particularmente en habitaciones que generan naturalmente mucha humedad en el aire, como cocinas y baños, haciendo pasar la humedad de estado gaseoso al líquido.

Es comúnmente, pero no siempre, un problema de invierno, ya que las paredes tienden a ser más frías que el aire del interior de nuestra casa, además, la condensación puede ser aumentada por la calefacción que hace que el aire se caliente mucho y luego se enfríe de nuevo causando la condensación.  La falta de ventilación también puede empeorar el problema.

eliminar la humedad por condensación

Esto suele ocurrir sobre todo en las casas antiguas, que fueron diseñadas para ser naturalmente cálidas y permitir que el aire húmedo se evapore fuera de la casa. La eliminación de las chimeneas existentes y las medidas de ahorro de energía, como la instalación de doble vidrio hermético, pueden reducir la ventilación en las casas antiguas, y crear un problema de condensación.

La humedad por condensación conlleva fácilmente a la aparición de moho y ácaros, lo cual puede afectarnos a la salud. Estos microscópicos visitantes se propagan a través del aire siendo inhalados por las personas que viven en casa.

¿Cómo identificar la humedad por condensación?

El síntoma de la humedad por condensación más común es la aparición de gotitas de agua en las ventanas o paredes, lo cual provoca la aparición de un moho oscuro, especialmente en el vidrio o alrededor de las ventanas. Este moho provoca un olor bastante desagradable.

Si no se trata, la condensación puede dañar la pintura y el yeso y hacer que los marcos de las ventanas se descompongan. Existen también algunos aparatos que pueden ayudar con este tipo de humedad por condensación como los deshumidificadores.

¿Cómo evitar la humedad por condensación?

La forma más fácil de evitar este tipo de humedad por condensación es tener una ventilación correcta de la vivienda, recuerda siempre abrir las ventanas de la casa durante unos 5 o 10 minutos al día para renovar el aire, tener una buena calefacción y un aislamiento correcto de las ventanas.

Si es posible seque la ropa en el exterior de la vivienda ya que, el tender la ropa en el interior hace que la humedad de la vivienda aumente. Si dispone de calefacción no la use a una temperatura alta, es mejor mantener una temperatura media y constante para evitar los cambios drásticos de temperatura.

¿Cómo solucionar la humedad por condensación?

La humedad por condenación es la humedad más fácil de solucionar por nosotros mismos sin necesidad de acudir a un profesional. Lo primero a tener en cuenta es que en el momento en el que veamos que se crean las pequeñas gotitas de condensación secarlas con un paño. En la gran mayoría de casos, ventilar la vivienda a diario soluciona este problema, pero dependiendo de los materiales de construcción de nuestra vivienda o el lugar donde vivamos a veces no es suficiente. Para estos casos se toman otras medidas como instalar respiraderos de aire a través de las paredes internas permitiendo el flujo del aire a través de ellas.

Los baños y las cocinas son los responsables de la mayor parte de generación de la humedad en casa, por lo que instalar extractores reducirá la creación de humedad en estas habitaciones.

En caso en el que esto tampoco solucionase tu problema puedes considerar la opción de un deshumidificador, que extraerá la humedad del aire. Esto es particularmente útil si a menudo secamos la ropa dentro de la casa (otra fuente común de exceso de humedad).

Las subidas y bajadas repentinas de la temperatura del aire pueden agravar el problema de la condensación, ya que el agua se evapora y se condensa cada vez que se enciende y se apaga la calefacción.  La mejor opción es mantener la calefacción a una baja temperatura constante ya que esto es mejor para la humedad (y para la temperatura del aire) evitando los cambios drásticos de temperatura en el aire. Tenga en cuenta que en algunas circunstancias el aislamiento de las paredes puede ser la causa de la humedad por lo que el usar una pintura de pared especial antihumedad puede ser otra solución.

Si tiene ventanas de un solo cristal, esto también puede ser parte del problema. Las ventanas de un solo cristal son mucho más frías en el interior que las de doble cristal, por lo que es probable que atraigan la condensación alrededor de las ventanas.

Preguntas frecuentes sobre la humedad por condensación

¿Qué causa la humedad por condensación?

Cuando el aire caliente y húmedo entra en contacto con superficies más frías, el exceso de humedad del aire se condensa. Eso se debe a que el aire frío junto a la superficie fría no puede contener tanta humedad como el aire caliente de alrededor.

¿Qué significa la condensación en las ventanas?

La condensación en las ventanas puede ser una señal de advertencia. Puede significar que la excesiva humedad interior podría estar causando daños invisibles en otras partes de la casa.

¿De dónde viene la humedad interior?

Hay muchas cosas que generan humedad interior. La transpiración y respiración normal de una familia. Cocinar tres comidas al día añade también humedad. Cada ducha aporta humedad extra al hogar. De hecho, cada actividad en el hogar donde se utiliza agua (como lavar los platos, fregar los suelos, lavar la ropa) añade humedad al aire.

Las actividades de la vida diaria de una familia de cuatro personas pueden añadir más de 60 litros de agua a la semana al aire de tu casa. Y cuanto más vapor de agua hay en el aire, mayor es la humedad relativa en el interior. Otros contribuyentes incluyen las plantas domésticas, y la quema de combustibles fósiles (especialmente queroseno, gas natural y petróleo).

¿Cómo puedo medir la humedad relativa interior?

Puede utilizar instrumentos de medición de la humedad llamados higrómetros, herramientas baratas que se pueden comprar en la mayoría de las ferreterías. Muchos de los nuevos termostatos programables de hoy en día también incluyen controles para humidificadores y deshumidificadores. Recuerde que los niveles de humedad relativa citados en los informes meteorológicos indican la humedad exterior. Tienen poca influencia en la humedad de su casa.

¿Cuáles son los síntomas del exceso de humedad?

La humedad por condensación en las ventanas a veces puede ser un indicador de exceso de humedad relativa. Busca agua o hielo en las ventanas. Revisa si hay manchas de humedad en el techo, especialmente en los armarios. Las pompas llenas de humedad en la superficie exterior de la pintura también pueden indicar un exceso de humedad en el interior de la casa.

¿Dónde es más frecuente la condensación?

La condensación es más propensa a aparecer en climas donde la temperatura promedio de enero es de 5 grados o más fría.

¿La condensación se produce sólo en invierno?

La condensación es más común en invierno, pero puede producirse cuando el vapor de agua del aire entra en contacto con una temperatura superficial inferior al punto de rocío (la temperatura a la que el aire se satura y produce rocío). Por ejemplo, en los días fríos de invierno la humedad del aire interior caliente puede condensarse en las superficies de vidrio típicamente más frías. En raras ocasiones, durante la primavera y el otoño (y ocasionalmente, durante los días calurosos y húmedos del verano), también puede formarse condensación exterior en las ventanas. Esto suele ser un buen indicador de la presencia de ventanas de bajo consumo energético.

¿Depende la gravedad de la condensación de la edad de la casa?

En general, sí. Hace años, antes de que la eficiencia energética se convirtiera en una preocupación, las casas no estaban construidas para ser herméticas. Los conceptos de aislamiento eran muy básicos. Las paredes y los techos estaban hechos de materiales mucho más porosos. Por lo tanto, el vapor de agua podía fluir fácilmente dentro y fuera de las paredes. Las casas de hoy en día son mucho más «herméticas».

Las ventanas y puertas se construyen para reducir las fugas de aire, y los burletes, el aislamiento moderno, las barreras de vapor y las nuevas técnicas de construcción pueden ayudar a mantener el aire frío fuera y la humedad dentro. Como resultado, la humedad creada por los baños, cocinas, lavanderías, plantas y ocupantes puede resultar en una mayor humedad relativa interior. En las peores condiciones, esto puede llevar a niveles de humedad excesivos, incluso dañinos.

¿Cómo afecta la humedad interior a la condensación de las ventanas?

El exceso de humedad es la causa de la mayor parte de la condensación de las ventanas. A medida que la temperatura exterior desciende, la temperatura del vidrio de la ventana también desciende. Cuando el aire húmedo entra en contacto con el vidrio frío, la humedad se condensa y forma gotas de agua. Determinar cuándo se producirá la condensación y evitarla depende de la eficiencia energética de la ventana, la humedad relativa interior de la casa y la temperatura exterior e interior.

¿De qué otra manera puedo reducir la humedad interior en invierno?

  • Ventilar la casa cuando uses aparatos de gas, secadoras de ropa y extractores de aire al exterior. Tu ático y el semisótano también deben ser ventilados. Cubre la tierra en el entretecho con una buena barrera de vapor.
  • Si cocinas, asegúrate de poner en marcha los extractores de la cocina. Cuando te bañes o duches, haz funcionar los ventiladores del baño hasta que tu espejo esté despejado. Ten cuidado de no sobrecalentar los extractores haciéndolos funcionar demasiado tiempo.
  • No almacenar leña en su casa o en el sótano.
  • Si tienes una caldera, asegúrate de que tu casa esté bien ventilada instalando una toma de aire fresco. Si tu casa es extremadamente «hermética», puede ser útil instalar un intercambiador de calor aire-aire. A medida que la temperatura del aire exterior desciende, también debe disminuir el nivel de humedad dentro de su casa.

En resumen: manten un nivel de humedad relativa tan alto como puedas para tu comodidad, y luego reduce el nivel de humedad cuando se produzca la condensación. En muchas casas esto significa simplemente apagar el humidificador, o reducir las fuentes de humedad en la casa.

¿Hay algún caso en el que la condensación de la ventana sea sólo temporal?

Hay principalmente tres causas para la condensación temporal de las ventanas.

  • Construcción nueva: La madera, el yeso, el cemento y otros materiales de construcción utilizados en la construcción nueva y la remodelación producen una gran cantidad de humedad. Cuando comience la temporada de calefacción, esta humedad se irá extendiendo gradualmente al aire de la casa. Normalmente desaparecerá durante la primera temporada de calefacción y no causará más problemas.
  • Temporada de calefacción: Al comienzo de la temporada de calefacción, puede haber una cierta cantidad de condensación temporal. Durante los húmedos meses de verano, su casa puede absorber algo de humedad. Después de las primeras semanas de calefacción, esta humedad debería disiparse.
  • Cambios de temperatura: Las caídas bruscas y rápidas de temperatura también pueden provocar problemas de condensación temporal durante la temporada de calefacción.